Qué ver y hacer en O Rosal. Más allá de viñedos y bodegas.

[object object] Qué ver y hacer en O Rosal. Más allá de viñedos y bodegas. SR RR 1 80x80
¿Es el Albariño un vino de guarda?
11 mayo, 2020

O Rosal, el lugar donde se encuentra nuestra bodega, guarda sorprendentes rincones llenos de magia, historia y cultura gallega, a la orilla del río Miño.

El Concello de O Rosal está compuesto por 4 parroquias: Eiras. O Rosal, San Miguel de Tabagón y Tabagón. Situado en la parte meridional de la provincia de Pontevedra, el valle de O Rosal está protegido en su parte norte por la Serra do Argallo (Sierra de Argallo). En el sur, el río Miño actúa como frontera natural entre España y Portugal.

Su privilegiada situación le hace disfrutar de un microclima único, con más horas de sol, constante humedad del Atlántico y del Miño, y una temperatura media suave. Gracias a ello, la subzona de O Rosal, una de las 5 que componen la D.O. Rías Baixas, es reconocida por la gran calidad de sus vinos blancos y por acoger algunas de las bodegas más reputadas de la denominación, como Santiago Ruiz.

Más allá de viñedos y bodegas, O Rosal es una localidad que bien merece una visita por su riqueza turística. Basta un paseo por su casco urbano y contemplar su Iglesia de Santa Marina, de sobrio estilo neoclásico, emplazada en la plaza del Calvario, sede de una de las fiestas más reconocidas de la comarca: la feria del vino de O Rosal, que se celebra el tercer fin de semana de julio.

El puente sobre el río Tamuxe es uno de los emblemas de Concello de O Rosal, tanto que forma parte del escudo de la ciudad. De estilo neoclásico, Isabel II lo mandó construir en el siglo XIX sobre los restos de un antiguo puente romano. Su dos orillas sirven para comunicar O Rosal con la parroquia de Tabagón.

Es en los alrededores de O Rosal donde aparecen esos lugares mágicos, llenos de historia y naturaleza. Como la Ermita de la Magdalena, en la cumbre Alto de la Magdalena, de estilo románico y rodeada de centenarios alcornoques (sobreiras) de gran porte y tamaño, con un perímetro de más de 4 metros en alguno de estos ejemplares.

Otro emplazamiento con vistas privilegiadas es el mirador de "O Niño do Corvo"; en la Sierra de Argallo, al norte de O Rosal. Un lugar desde el que contemplar la desembocadura del Miño y de la vecina Portugal.

Los molinos del Folón y del Picón, en la ladera del monte Campo do Couto, son unos de los lugares más interesantes del patrimonio etnográfico en Galicia. Declarados “Bienes de Interés Cultural”, son un conjunto de 67 molinos hidráulicos construidos en piedra en los que se molía el maíz, centeno y trigo, aprovechando la gran cantidad de cascadas y pozas que pueblan este monte. Los más antiguos datan de 1702 y 1715, aunque muchos de ellos son del siglo XIX. Como colofón a su visita, en la parte más alta del monte se encuentra un mirador desde el que contemplar las espectaculares vistas del Concello de O Rosal.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web, Si continúa utilizando este sitio entenderemos que está de acuerdo. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar